Coaching sexual

coaching-sexual¿Qué es coaching?, el coaching o coach sexual es entrenamiento, el entrenamiento sexual como lo definiríamos en nuestra lengua esta palabra inglesa coaching define lo que es el entrenamiento o preparación sexual que está ahora tan de moda por sexólogos de todo el mundo.
Este entrenamiento sexual lo realiza una persona especialista en sexología, que nos ayudara a mejorar diferentes aspectos de nuestras relaciones íntimas.
Con el paso de los años la pareja instaura roles o conductas sexuales rutinarias, la falta de deseo sexual o la falta de comunicación en los aspectos sexuales.
Para el coaching o coach sexual no es necesario sufrir ninguna patología, solo simplemente querer mejorar aspectos sexuales o tener más motivaciones para realizar cambios en las conductas sexuales y querer disfrutar más plenamente de los encuentros sexuales.
¿Es necesario contratar los servicios de un sexólogo para realizar coaching sexual?
Depende de la pareja, pero si es recomendado realizar al alguna sesión con un profesional cualificado, también podemos realizar nosotros técnicas sencillas para mejorar nuestros aspectos de nuestra sexualidad como mejorar el acercamiento de nuestra pareja, mediante el masaje o mejorar la estimulación de nuestra pareja introduciendo juguetes eróticos o vibradores.
De todas formas las técnicas de entrenamiento no son propiamente dichas de las parejas, también podemos aplicarlas a personas que no tienen pareja, para mejorar las relaciones o ayudarla a relacionarse con otras personas, enseñar a seducir o a relacionarse a nivel sexual con ellas.
Un coach sexual te ayudara a ver los puntos positivos de usted y las relaciones sexuales, te ayudara a potenciar tu vida sexuales y poderlos desarrollar, también mejora los puntos más débiles y te ayuda a potenciarlo en definitiva, te ayuda a no ponerle freno a tu actividad sexual y mejorar los niveles de satisfacción.
El coach sexual evalúa la actividad sexual de la pareja, observa a la pareja, guía e indica y sugiere técnicas o charlas para orientar a la pareja en el ámbito sexual. Lo hace siempre “desde afuera”, es decir, no tiene contacto corporal con sus clientes.